El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) acaba de publicar el borrador de actualización del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec 2023-2030).

Se ha elaborado este borrador de actualización del PNIEC 2023-2030, que incluye unos objetivos coherentes con la reducción de emisiones adoptada a nivel europeo, y que se concretarán en los siguientes resultados en 2030:

  32% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990

  48% de renovables sobre el uso final de la energía

  44% de mejora de la eficiencia energética en términos de energía final

  81% de energía renovable en la generación eléctrica

  Reducción de la dependencia energética hasta un 51%

Estos resultados suponen una reducción de emisiones de GEI del 55% con respecto al año 2005, siendo una trayectoria compatible con el objetivo de convertir a España en una economía neutra en carbono antes de 2050.

Con respecto a la primera edición del PNIEC 2021-2030, destaca un incremento de ambición en reducción de emisiones, pasando de una reducción del 23% respecto a 1990 a una reducción del 32%. El incremento en renovables sobre el uso final de la energía pasa del 42% previsto en el Plan anterior a cerca de un 48%, mientras que se reduce drásticamente la dependencia energética exterior, pasando a un escenario en el que el 49% de la energía primaria procederá de fuentes autóctonas, frente al 27% en 2019, lo que supone 10 puntos más que el anterior PNIEC.

En el sector eléctrico, las energías renovables aportarán el 81% de la generación en 2030, frente al 74% del PNIEC anterior, con especial protagonismo del autoconsumo, que gracias a los cambios normativos de los últimos años y al impulso del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, alcanzará los 19 GW en 2030. Para integrar esta cantidad de renovables en el sistema eléctrico es necesario el incremento de la presencia del almacenamiento energético hasta los 22 GW.

La mejora en eficiencia energética en todos los sectores, el incremento de la flexibilidad del sistema energético, el aumento de la competitividad industrial y el impulso a la cadena de valor, o el desarrollo a los nuevos modelos de negocio serán asimismo clave en la transición energética, factores impulsados en gran medida por los PERTEs del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Las medidas del borrador del PNIEC 2023-2030 consiguen que las emisiones totales brutas de GEI pasen de 309,8 MtCO2eq en el año 2019 a 194,6 MtCO2eq en 2030.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *