Skip to content

¿Cómo usar correctamente los radiadores de calefacción en invierno?

A medida que se acercan los meses más fríos del año, es importante pensar en cómo mantener tu casa cálida y acogedora y, al mismo tiempo, segura.

Afortunadamente, hay varias formas eficaces de calentar tu casa este invierno, ya sea con un sistema de calefacción central tradicional o con un método alternativo como los radiadores de calor. Sin embargo, es importante recordar que, sea cual sea el sistema de calefacción que elijas, debe utilizarse correctamente para obtener los mejores resultados.

En esta entrada del blog, explicamos qué son los radiadores de calefacción y cómo pueden ayudarte a mantenerte caliente este invierno sin sobresaltos.

Además, te ofrecemos nuestros mejores consejos para mantener tus radiadores seguros y eficientes para que tengan el mayor impacto durante el invierno. Sigue leyendo para conocer nuestros consejos.

¿Qué son los radiadores de calefacción?

Un radiador de calefacción es un dispositivo que calienta y evapora el agua para mejorar la temperatura interior y la humedad de un espacio.

Los radiadores de calefacción utilizan el proceso natural de convección para calentar el aire de tu hogar y mantenerlo caliente durante los meses de invierno. El calor radiante se emite desde los radiadores, calentando el aire, consiguientemente a las paredes y los muebles de su casa, lo que a su vez te calienta a ti finalmente.

Para quienes no les gusta la idea de utilizar un sistema de calefacción central, los radiadores de calefacción son una gran alternativa. Son fáciles de instalar y no requieren mucho mantenimiento, y son una forma rentable de manteneros a ti y a tu familia calientes durante los meses más fríos.

¿Por qué utilizar radiadores de calefacción?

Los radiadores de calefacción son una gran opción si quiere mantenerse caliente pero no quieres utilizar un sistema de calefacción central o si no tienes o no quieres instalar suelo radiante.

Son una forma rentable de calentar tu casa y son ideales para las propiedades que no tienen el espacio o el presupuesto para un sistema de calefacción central.

Además, hay muchos tipos de radiadores, incluidos los eléctricos y los de calefacción solar, por lo que podrás encontrar uno que se adapte a tus necesidades. Además, los radiadores de calefacción al utilizar el proceso natural de convección para calentar tu hogar, también son ecológicos y eficientes.

Puede utilizarlos para calentar toda la casa o parte de ella, en función de sus necesidades, y también son ideales para lofts o casas sin calefacción central.

Cómo utilizar correctamente los radiadores

Antes de empezar a utilizar tus radiadores, debes limpiarlos y también la caldera para evitar que se obstruyan. Una caldera obstruida puede reducir la eficiencia de la calefacción hasta en un 40%. Evítalo limpiando los radiadores con regularidad.

Después de limpiar los radiadores, es importante utilizar la forma correcta de encenderlos para obtener los mejores resultados. Hay que tener en cuenta algunas cosas importantes a la hora de encender los radiadores.

En primer lugar, asegúrate de que la temperatura de la casa o la estancia se encuentra en valores menores de 19 ó 20 grados y espera a que los radiadores distribuyan el calor uniformemente por toda la habitación. A continuación, deberás encender los radiadores en el orden correcto. Por lo general, debes encender primero los radiadores de la parte superior de la casa e ir bajando, así evitarás que el aire caliente suba y deje los pisos inferiores demasiado calientes.

En muchas instalaciones los radiadores no poseen encendido porque no son eléctricos, por lo que se van a «encender» todos a la vez cuando reciban el agua caliente procedente del circuito de agua aumentado de temperatura por la acción de la caldera.

El tiempo de calentamiento de los radiadores dependerá del tamaño de la casa y del tipo de radiador que se utilice. Una buena regla general es encenderlos remotamente una hora antes de llegar a casa.

Consejos de seguridad para tus radiadores

Como con cualquier sistema de calefacción, hay algunos consejos de seguridad que debes tener en cuenta cuando utilices los radiadores para mantener tu casa caliente este invierno.

En primer lugar, asegúrate de que tus radiadores están correctamente instalados.

Los radiadores mal instalados pueden provocar graves problemas como pérdida de agua, en los peores casos, pérdida másiva de agua.

Es importante comprobar los radiadores durante todo el invierno para asegurarse de que funcionan correctamente. Si observas alguna decoloración o quemadura, ponte en contacto con un técnico de calefacción inmediatamente. La detección precoz de los problemas puede evitar accidentes graves más adelante.

Comparte esta publicación

Déjanos tu comentario

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Entradas recomendadas

¡Hablemos!

Contacta ahora con nuestros expertos y resolveremos todas tus dudas